¿Qué anticonceptivo usas?

¿Cómo escogiste tu anticonceptivo? La búsqueda del anticonceptivo correcto para mí consistió principalmente en mucho estudio personal y horas en Internet. Después de todo, hay muchas opciones: ¿una píldora tradicional o un dispositivo intrauterino (DIU)? ¿Un anillo? ¿El DIU espiral es realmente un espiral? ¿Y qué tan confiable es todo? ¿Qué método se utiliza con más frecuencia y por qué?

Nuestro cuestionario demostró que la píldora anticonceptiva tradicional (o píldora combinada) sigue siendo el método anticonceptivo más popular entre las participantes de Isala. Más de 1.500 mujeres (29%) informaron que las usan. Muchas participantes, alrededor del 17%, usan un DIU hormonal, y aproximadamente la misma cantidad de participantes (17%) usa condones como anticonceptivo. Otras participantes indicaron que usaban un anillo vaginal (4%), una T de cobre (3%) y la minipíldora (2%). Lo métodos menos populares son la inyección anticonceptiva (0,47%), el implante hormonal (0,45%) y el parche anticonceptivo (0,25%).

El mejor método depende de cada persona. Cada método tiene ventajas y desventajas.La gran ventaja del condón, por ejemplo, es que también protege contra varias ITS. Por lo tanto, definitivamente se recomienda usarlos si tienes múltiples parejas sexuales. Pero, por otro lado, el condón no es muy confiable para prevenir embarazos.

La píldora anticonceptiva es mucho más eficaz. Además, te permite regular tu ciclo y puede tener efectos positivos sobre el acné o las “reglas” dolorosas. Sin embargo, si no eres muy puntual (como yo) y se te olvida tomar las pastillas todos los días, quizás la pastilla combinada y la minipíldora no te convienen. En ese caso, un DIU hormonal puede resultarle mejor (estos tienen forma de T, por cierto) ya que solo tienes que pensar en chequearlo cada tres a cinco años. Además, los DIU hormonales contienen una concentración más baja de hormonas. Son muy confiables y puede hacer que tu menstruación sea mucho más ligera y menos dolorosa, o incluso que sea más corta. Por otro lado, necesitas un médico para insertar y quitar el DIU. El costo del DIU y su inserción puede ser altos.Sin embargo, el DIU hormonal resulta económica si tomamos en cuenta que es efectiva por varios años.

En Europa, las menores de 25 años tienen derecho a un subsidio para cubrir el costo del anticonceptivo que escojan (incluidos los DIU hormonales más utilizados). Después del reembolso de su seguro médico, el costo final será menor. Antes se decía que no se debería insertar un DIU hasta después del embarazo. Ahora sabemos que es perfectamente seguro ponérselo aun si nunca has estado embarazada. Un anillo vaginal también puede ser una buena opción si no quieres pensar mucho en tu método anticonceptivo. Comparte muchos de los beneficios de la píldora anticonceptiva. Sin embargo, es relativamente caro y se puede sentir durante las relaciones sexuales, lo cual puede ser una gran desventaja.

Por otro lado, cada vez más mujeres escogen la anticoncepción no hormonal y optan por la T de cobre. La T de cobre puede hacer que tu regla sea más abundante y prolongada, dos razones importantes por las que muchas optan por no escogerla. Aquí hemos mencionado solo unos pocos aspectos de las diferentes formas de anticoncepción. Hay muchas opciones y depende de la elección de cada mujer. Quién sabe, a lo mejor nuestra investigación en Isala sobre la relación entre el uso de anticonceptivos y el microbioma vaginal puede ayudarte a elegir. En cualquier caso, estamos encantados con las respuestas a nuestro cuestionario Isala. En muchos lugares, el método anticonceptivo se puede elegir con relativa libertad. Nadie indicó que su pareja o sus creencias obstaculizaran la elección de anticonceptivos.